Ricardo Armendáriz: Cualquier técnico es mejor que Mariano Soso

El proyecto de Mariano Soso fracasó. Su verbo bonito no llegó nunca al jugador de Emelec y a mí me queda una duda: si Soso entiende o no de fútbol. Porque cosas elementales, como armar un circuito de juego para sacar la pelota jugada desde atrás, nunca las pudo hacer. Es algo tan básico que cualquier entrenador de divisiones inferiores lo puede hacer y Soso no lo consiguió nunca en Emelec.

Hay cosas que son de Ripley. Esteban Dreer toca durante el partido más pelotas que Wilmer Godoy y Gabriel Cortez, que es el armador. Pero el real armador de Emelec es el arquero Dreer. Todos los balones que toca Godoy van para atrás. Leandro Vega y Marlon Mejía tocan para Dreer y este da un pelotazo largo. ¡Así no se puede jugar al fútbol!

Hay mecanismos que se deben activar para sacar la pelota jugada –como el desmarque y la buena técnica–, pero Emelec es tocar y si no se puede porque los volantes no se presentan, es meter un pelotazo largo. Eso no es jugar al fútbol. Lo de Emelec con Soso ha sido deplorable. Él y los jugadores han irrespetado la historia de un equipo brillante, la del mejor de la última década. La historia del Ballet Azul.

Las cosas se pueden solucionar, pero pasa por la calidad de los jugadores. Díganme si Daniel Angulo, que está por retirarse del fútbol, ¿tiene condiciones para jugar Emelec? ¡No las tiene! ¡Cómo pudo venir a Emelec Daniel Angulo, por Dios! El Loco Cortez se presentó contra Guayaquil City sin ninguna condición física ni futbolística. Cortez era un gordo que deambulaba por la cancha. Así no se puede jugar fútbol. Lo de Emelec es deplorable y Soso tiene culpa. Su mensaje nunca les llegó a los futbolistas y nunca pudo hacer jugar mejor a este equipo.

0 Comentarios

    Deja un comentario

    Login

    ¡Bienvenido! Inicia sesión en tu cuenta

    Remember me Lost your password?

    Lost Password