Siguen las ventas en Cotocollao

Las vallas que fueron colocadas a lo largo del Bulevar de Cotocollao, norte de Quito, para evitar la presencia de comerciantes informales son usadas como mostradores para colgar la mercadería.

Pese a que en este sector del norte de la ciudad hay continuo control policial, los vendedores informales se dan modos para no abandonar ese espacio y poder continuar con su venta.

El fin de semana pasado, algunos de los comerciantes, que llegan mayoritariamente de las provincias del norte y del centro del país, tendieron unos plásticos en el piso y ofertaron pantalones, sacos, medias, zapatos, ropa de niño, ropa deportiva, ropa interior entre otro tipo de productos.

Algunos llevaron armadores y colgaron las prendas en las vallas que la autoridad puso para cercar el lugar. Uno de ellos fue Juan Chuga, quien llegó desde Otavalo.

El hombre, quien arribó acompañado de su esposa y de su hijo de siete años, contó que ese es su oficio y que con ese trabajo mantiene a su familia. Pidió a las autoridades mayor sensibilidad y que les permitan trabajar honradamente.

Por otro lado, los dueños de los locales comerciales ubicados en la calle Lizardo Ruiz se quejan por las ventas informales. Aseguran que los comerciantes dejan las calles sucias, que no hay suficientes basureros, que muchas veces la mercaderíaocupa toda la acera y no dan paso a los peatones

Clemencia Ríos atiende un local de venta de zapatos para dama. Cuenta que los ambulantes empiezan a llegar a partir de las 18:00.

“Los policías pusieron esas vallas, pero no se dan cuenta que esos tubos también impiden que pasen las personas. Mis clientes deben irse a dar la vuelta dos cuadras más abajo”, dijo, y pidió a la gente que no compre a los informales.

0 Comentarios

    Deja un comentario

    Login

    ¡Bienvenido! Inicia sesión en tu cuenta

    Remember me Lost your password?

    Lost Password