Un largo camino político llevó a Cynthia Viteri a la Alcaldía de Guayaquil

Era 1992 cuando Cynthia Fernanda Viteri Jiménez llegó por primera vez a trabajar en el Municipio de Guayaquil. De la mano de Gloria Gallardo, quien fue convocada por León Febres-Cordero, la ahora alcaldesa electa se integró al Departamento de Comunicación.

En esa época, Viteri con 27 años sí se imaginaba ocupar algún día el Sillón de Olmedo, dijo a un canal en internet. Gallardo recuerda que fue jefa de Viteri en varias televisoras locales y que cuando Febres-Cordero le pidió que asumiera la Dirección de Promoción Cívica, Prensa y Publicidad del Municipio, “me llevé a todas las personas que habían trabajado conmigo, a las que yo formé…”. Entre ellas, Viteri, quien llegó a ocupar la Jefatura de Publicidad.

La recuerda como quien hacía más de lo que le asignaban, como si tuviera claro que para conseguir sus objetivos tenía que correr una milla extra.

Como cuando en época universitaria (primero en la Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil, donde estudió dos años de Periodismo y tres de Leyes, y luego en la Estatal de Guayaquil, donde culminó la segunda carrera) le tocaba realizar dos o tres oficios a la vez para mantener a la primera de sus cinco hijos. Fue cajera de un supermercado, vendedora de comida y ropa usada, modelo y locutora de radio. Incluso ‘maniquí’ de un almacén.

“Esa tenacidad y resistencia la tiene un poco del padre (José Viteri Peña), y ese temperamento y ese afán por hacer el bien puede que sea de mi parte; de niña la retaba porque era tan independiente…”, sostiene su madre, María Leonor Jiménez, expresidenta de la Corte Superior de Justicia de Guayaquil.

  • Viteri en el 2018 pagó $2,353.52 pagó por impuesto de renta en 2018
  • Y su patrimonio como asesora de Gestión Comunitaria en 2018 fue de$768,215.18 

Detrás de sus logros hay un largo camino recorrido, “y difícil”, dice Gallardo, con quien inició su vida política cuando ambas fueron electas asambleístas constituyentes en 1997. Gallardo cuenta que Jaime Nebot le pidió a ella que liderara la lista de 17 candidatos y a Viteri que ocupara el sexto casillero. “Cynthia tuvo una de las mejores votaciones”. Dos años antes, estuvo a cargo de la Jefatura de Prensa de la segunda campaña presidencial de Nebot.

Luego de la Constituyente pidió ser candidata a diputada y ganó, y se mantuvo en la legislatura hasta su primera candidatura a la Presidencia, en el 2006. En el 2009 volvió a la Asamblea y estuvo hasta el 2016, cuando inició su segundo intento de llegar a Carondelet.

Henry Cucalón, excompañero en la legislatura, dice que ella ha sido una de las mejores legisladoras y que ahora el desafío es convertirse en la lideresa de Guayaquil y superar lo alcanzado por Febres-Cordero y Nebot. La describe como una mujer de carácter, que superó adversidades, incluso situaciones de riesgo como aquella en Ciespal, en Quito, cuando por la rebelión de ‘los forajidos’ contra el gobierno de Lucio Gutiérrez le partieron la cabeza.

Pese a esos riesgos a la familia nunca se le ocurrió pedirle que dejara la política. La han apoyado y seguirán haciéndolo, así como su madre supone lo hará Jaime Nebot. “Creo que él sería en el momento adecuado una buena guía, un buen consultor, pero no será un decidor, eso téngalo por seguro, la que decidirá será Cynthia, porque la responsabilidad es de ella”. Quien piense que Nebot intervendrá en las decisiones de la Alcaldía es que no lo conoce, agrega Cucalón. Él “es muy respetuoso, ni siquiera le gusta dar consejos, sino criterios”.

Madre de cinco hijos en tres compromisos, a los 53 años, Viteri ahora va al Municipio de Guayaquil a dirigirlo. (I)

0 Comentarios

    Deja un comentario

    Login

    ¡Bienvenido! Inicia sesión en tu cuenta

    Remember me Lost your password?

    Lost Password